Medicina Familiar Así la veo…


Medicina Familiar, algo anda mal

Dr. Alejandro Lugo Hernández
En el devenir constante de mi ejercicio profesional, un pensamiento se vuelve reiterativo en relación con el desempeño de los Médicos Familiares en su consultorio institucional;  la conclusión a la que llego después de este repetido análisis es prácticamente la misma pregunta.
¿ Que es lo que está mal  en nuestra especialidad ?

Porque de ello estoy cierto, algo anda mal; durante 19 años colaboré  estrechamente en la formación  de el mismo número de generaciones de Médicos Especialistas y puedo asegurar que al menos uno de cada dos generaciones de  residentes alguna vez comentó, que nuestra querida especialidad era una utopía porque de lo que se enseñaba en las aulas, muchas cosas no se podían llevar a cabo y no se podían porque el mismo sistema se oponía a su desarrollo.
Nunca estuve de acuerdo, esgrimí mil argumentos, defendí a capa y espada el contenido y la relevancia de cada uno de los objetivos académicos, no obstante que yo mismo no podía llevarlos a cabo en mi consulta diarIa aun cuando lo intentaba, ¡ os lo juro ! .

Hoy que he sido relevado de mis actividades académicas, y que disfruto sobre manera mi consulta diaria no consigo llevar a cabo todo aquello que antaño enseñaba a jóvenes Médicos, y sigue dando vueltas en mi cabeza  que algo está mal, el programa académico está muy completo y pudiéramos decir que hasta matizado de un romanticismo académico, sin embargo también debo señalar que actualmente y quizá siempre, alejado de la realidad, pareciera que las personas que  organizan el quehacer cotidiano de las Unidades de Primer Nivel de Atención, desconocen el programa académico de nuestra especialidad y probablemente el de otras (?);  y su desempeño profesional es en función de los intereses políticos del momento y por supuesto en total discordancia con los filósofos y los académicos.
Acaso entre los visitantes a este espacio cibernético, hay algún médico que en su desempeño cotidiano elabore en forma rutinaria familiogramas, haga estudios familiares, dé platicas de educación para la salud, organice grupos de auto ayuda, haga investigación etc etc…..

Y por supuesto de su consulta digamos entre 26 y 30 pacientes ; sabemos  que existen obreros de la Medicina Familiar que ven hasta 45 pacientes en su jornada
( ¡ ver no es lo mismo que dar consulta !  ).
Un amigo mío Médico familiar y también excolaborador en la formación de Médicos Familiares le pidió a nuestro jefe de enseñanza (ahora llamados jefe de educación médica continua ) que nos diera un curso de administración del tiempo en función de los programas institucionales ( estuvimos  en espera…….hoy ya somos jubilados, el curso nunca llegó)

La Medicina Familiar está cumpliendo 37 años como especialidad y  ¿ será posible que ni ellos los directivos y los académicos  ni nosotros, los de la trinchera nos hayamos dado cuenta, que algo esta mal ? a 37 años aun están los residentes estudiando ala Familia Americana y se sigue considerando el ciclo de vida de la Familia Americana como el estándar para estudiar a la familia Mexicana  ya se olvidaron de Sánchez Azcona, de Luis Leñero y seguramente no conocerán a …Careaga ni a Lauro Estrada autores Mexicanos……. algo en verdad anda mal.
Y si de certificación  hablamos, el estudio familiar, los conceptos Americanos y la ponderación verdaderamente alta que se ha hecho de los puestos de confianza y de los cargos en las sociedades médicas dejan en segundo plano la evaluación de la actualización médica y no debemos olvidar la esencia de la Medicina Familiar que es eminentemente asistencial.

No les parece, Médicos, de verdad algo anda mal……….si no es el programa académico de la especialidad es la Institución sino, somos todos o …
A lo mejor el único que anda mal seguro, soy yo.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: